25 de abr. de 2011

¿Qué es para ti la cultura?


... la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos. A través de ella discernimos los valores y efectuamos opciones. A través de ella el hombre se expresa, toma conciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto inacabado, pone en cuestión sus propias realizaciones, busca incansablemente nuevas significaciones, y crea obras que lo trascienden.

Esta es la definición de cultura que la UNESCO propuso en 1982.
Yo asemejo la cultura a manifestaciones que difunden la inteligencia del ser humano y a costumbres que hacen desarrollar a un país; desde la pintura, la poesía, el cine o la arquitectura. O esto es lo que había entendido desde pequeña. A mí nunca me enseñaron que el respeto por las costumbres de un país se demostraba por medio de la tortura.


La palabra se torna oscura y ambigua cuando ahora todo vale para incluirla en cualquier tradición que, desde mi punto de vista, no agranda valores ni crea obras éticamente comprometidas.
Y más aún desde que el 22 de abril de 2011 Francia se ha convertido en el primer país que inscribe la fiesta de la tauromaquia en la lista de su patrimonio cultural inmaterial o patrimonio cultural intangible.

¿Aplaudir viendo luchar hasta desangrar y matar a un animal en una plaza es cultura? ¿Y qué es un bien de interés cultural? ¿Sangre y dolor? ¿Espectáculo y muerte?

Presenciar la muerte de cualquier ser vivo es algo que impacta, creo yo. Y precisamente fueron dos psicólogos franceses, Joël Lequesne y Jean Paul Richier, quienes afirmaron que las corridas de toros tienen efectos negativos en la salud mental de los menores a causa de “una perturbación del sentido de los valores”.

Todas las culturas tienen elementos destructivos y no por eso deben constituir una tradición ni incluirlas en ningún bien de interés cultural. Que la tauromaquia naciera en el siglo XII no es motivo para seguir practicándola, y menos aún, para considerarla bien de interés cultural de un país.
Y encima el observatorio francés de las Culturas Taurinas tiene la desfachatez de decir que la corrida está fundada en "la puesta en valor del instinto ofensivo del toro y en el respeto a este animal”.
La tradición ni la cultura jamás deben aplaudir la muerte ni el sufrimiento de ningún ser vivo. Entonces, o yo estoy muy ciega, o ellos necesitan gafas, lupas incluso. Aunque creo que no se trata de una falta de visión, sino de dos dedos de frente, de inconsciencia, de bondad, de falta de respeto,…

¿No se les caen las lágrimas al ver imágenes, vídeos o al escuchar canciones como ésta?

Canción SKA-P (torero asesino): http://www.youtube.com/watch?v=C6Oiw_u3KYY
El llanto de un toro: http://www.youtube.com/watch?v=Y0GVHRk9hZ8


Francia, me has decepcionado.
Tú maravilla arquitectónica, tus manjares exquisitos (a excepción de algunos), tu revolución por la libertad de 1789, tu paraíso del amor…
Te pregunto: ¿inteligencia es a cultura como sangre es a muerte?


Foto: La Libertad guiando al pueblo, pintura de Eugène Delacroix inspirada por la Revolución de 1830. Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estaré encantada si me dejas tu opinión en el post :) ¡Gracias por estar ahí!